Educación Contable y Complejidad

La educación que imparte la Universidad deviene de imaginarios de la modernidad, caracterizados por lógicas de racionalidad y de progreso, fundamentadas en la condición de competitividad y del poder del más fuerte, de la sobrevivencia y la objetividad, de la predicción y el control, lo que ha hecho crisis. El mundo de hoy contrariamente se inscribe en la globalización y los avances impetuosos de la tecnología, pero además en la incertidumbre, la contingencia y el riesgo, lo que nos llama a considerar nuevos horizontes que trasciendan esta visión de mundo tradicional, a una visión contingente que emerge de la complejidad, visión que implica una ruptura que desplaza la visión técnica e instrumental de lo que considera contabilidad, y por ende, las concepciones de formación de este profesional.

Objetivo de la Línea

Repensar la formación del Contador hacia una visión integradora y compleja del conocer, que de respuestas a los desafíos y rasgos que definen la sociedad actual.

Logros de la Línea

  • Consolidar un modelo de educación integral para el profesional contable, que comprenda la formación científica, tecnológica y humanística, desde la perspectiva de la complejidad.
  • Proponer un currículo más significativo, que potencia la capacidad de aprendizaje, la contextualización del conocimiento, la ejercitación del autoaprendizaje y la socialización del individuo.
  • Redefinir la concepción educativa a partir de la recontextualización de las categorías conceptuales del currículo, consonantes con los vaivenes de un mundo en permanente cambio.

Efectos de la Línea

Formar contadores públicos competentes para el ejercicio profesional, que contribuyan al desarrollo económico y social del país, con responsabilidad ética y social.